Residencia Psicología Ambiental

Publicado in Contenidos

La psicología ambiental es un campo relativamente nuevo que ha crecido con rapidez en varios países como respuesta a intereses tanto científicos como sociales, pues problemas como el hacinamiento, el decremento de recursos naturales y el deterioro de la calidad ambiental exigen la búsqueda de nuevas aproximaciones para su entendimiento y solución.

Ha tenido una presencia importante en México, pues ya en 1989 se empezó a impartir el curso de Maestría en Psicología Ambiental, del cual esta residencia es una actualización enfocada hacia el trabajo profesional.

Definida como el área de la psicología que conjunta y analiza las interacciones de las experiencias y acciones humanas con aspectos pertinentes del medio socio físico, la psicología ambiental tiene entre sus principales características el trabajo multi e interdisciplinario.

El fundamento básico de este campo es que por un lado las características del ambiente natural y construido son resultado del comportamiento humano individual, familiar y colectivo, pero al mismo tiempo que dichas características ambientales influyen de forma decisiva en las conductas cotidianas de los individuos y los grupos.

Esta perspectiva establece que el efecto de la relación entre el ambiente y la conducta humana es recíproco. Se considera que aun y cuando los ambientes y las personas son entidades separadas, mantienen una serie de interacciones continuas; son parte de una entidad inclusiva, lo que significa que ningún individuo o ninguna situación pueden ser adecuadamente definidos sin referencia al otro.

No hay duda de que, entre los principales problemas que en la actualidad enfrenta nuestro país están los relacionados con el ambiente. Sobran los ejemplos de situaciones anómalas que deben corregirse, tanto en lo que toca a los ambientes naturales como a los construidos. Baste mencionar que la población del país se ha triplicado en los últimos 50 años y que se han construido 13 millones dé viviendas en las tres décadas pasadas, lo que ha generado una carga importante sobre los ecosistemas.

El crecimiento de las industrias generadoras de emisiones contaminantes repercute en los índices de contaminación atmosférica y contribuye al cambio climático que a su vez lleva a situaciones de desastre y afecta la salud física, la salud psicológica y los bienes de las personas y los países. El aumento de población y el desordenado crecimiento de las ciudades están llevando a niveles de gravedad la escasez de agua potable; este hecho se anticipa ya como la causa de las próximas guerras y son cada vez más frecuentes las disputas intermunicipales, interestatales e internacionales por asuntos de agua.

Estos datos son solamente ejemplos de la compleja realidad nacional en lo tocante a los problemas del ambiente natural. Pero también existe una importante gama de problemas en el ámbito del entorno construido: la cuestión habitacional y la insuficiencia e inoperancia de los servicios urbanos son de la mayor relevancia. También puede señalarse la progresiva pérdida de espacios naturales devorados por la urbanización y el tráfico, el aumento del ruido, la sobresaturación de los espacios comunales, el estrés urbano, la inadecuada eliminación de residuos y el creciente consumo de energía.

El medio ambiente es prioritario y su cuidado constituye una estrategia para el crecimiento de largo plazo; es también un requerimiento ético de la nueva convivencia internacional y un requisito ineludible para el mejoramiento de la calidad de vida de los mexicanos.

– Perfil de Ingreso

– Perfil de Egreso

– Requisitos de Ingreso

– Requisitos de Permanencia

Share

Regresar

Deja tu comentario